¿Por que la vitamina D es fundamental?

La vitamina D es imprescindible para nuestro organismo porque nos ayuda a absorber el calcio, un mineral fundamental en el proceso de formación de los huesos. Se estima que del 80-90% de la vitamina D en el cuerpo, es adquirida a través de la síntesis en piel, y el restante por la ingesta de alimentos que la contengan.

Indispensable para la salud de tus huesos:

La vitamina D es imprescindible para el metabolismo del calcio y del fósforo en el desarrollo de un esqueleto saludable durante el crecimiento y su mantenimiento en todo el ciclo de la vida.

Fortalece el sistema nervioso y muscular:

Nos garantiza un sistema nervioso saludable al influir en la transmisión del impulso nervioso y las contracciones musculares. Este nutriente favorece una musculatura saludable, por lo que es de suma importancia durante el desarrollo y a lo largo de toda la vida.

Ademas de los huesos…

También favorece el fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario, aumentando las defensas y ayudándonos a prevenir infecciones.

Su deficit puede traer importantes consecuencias como:

  • Debilitamiento óseo y mayor riesgo a sufrir traumatismos y osteoporosis.
  • En niños puede producir raquitismo
  • Puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes.
  • La carencia de este nutriente afecta también nuestros dientes, favoreciendo la formación de caries y el debilitamiento de las piezas dentales

Fuentes de vitamina D:

  • Luz solar:

Tomar el sol es la manera más saludable y directa de obtener la cantidad de vitamina D que nuestro cuerpo necesita, siempre y cuando lo hagamos durante cortos espacios de tiempo (10-15minutos), tres veces a la semana y fuera de las horas de máxima radiación.

  •  Alimentaria:

Son pocos los alimentos contienen vitamina D. Entre estos se incluyen el aceite de hígado de pescado, algunos tipos de pescado como (sardina, salmón y atún), algunos mariscos y moluscos: (los langostinos, las ostras o las almejas) y la yema de huevo.

Es importante asegurar el consumo diario y suficiente de vitamina D en fuentes alimentarias y alimentos fortificados, además de realizar la exposición solar pertinente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies